Inicio Opinión ¿Y los 43, Delfina?

¿Y los 43, Delfina?

230
0
Compartir

Hace dos años la nación mexicana se conmocionó ante la misteriosa desaparición de 43 estudiantes normalistas de Guerrero, aquel hecho dejó al descubierto la crisis socio-política por la que atraviesa nuestro país, pero también nos permitió ver que la corrupción, el tráfico de influencias, el nepotismo, el abuso de poder, la partidocracia, censura y sumisión siguen siendo el cáncer que está acabando con el tejido social.

Sin embargo, el análisis del tema implica algo más, ya que del PRD desató lo que sería una de las masacres más grandes después de Tlatelolco. Ante ello, Andrés Manuel López Obrador comenzó con falsos discursos de repudio a los gobernantes del partido que lo había cobijado por más de una década y a través del cual tuvo la oportunidad de impulsar la candidatura de José Luis Abarca, autor intelectual del crimen.

Pero, ¿qué relación tiene este suceso con las elecciones del Estado de México? Durante la campaña de José Luis Abarca, Andrés Manuel colocó a Delfina Gómez Álvarez como su coordinadora general, ya que debía tener una persona de su entera confianza en uno de los municipios clave para las negociaciones con cárteles del pacífico.

Es entonces que, su doble discurso está disfrazado de populismo y ambición de poder, pues sus intenciones de beneficiar al Estado de México no son reales. Por ahí dicen que quien esté libre de pecado lance la primera piedra y, Morena es más de lo mismo que crítica.